No hay por que temer la visita al ginecólogo

Existe un gran miedo a ir al ginecólogo, y muchas mujeres no acuden revisiones ginecologicas por no tener una situación que para ellas es estresante.

Una revisión a tiempo puede evitarte un cáncer y los padecimientos que ello conlleva. Así que desde Clinica Bau te ayudamos a que venzas esos miedos y ponemos a tu disposición todos nuestro medios para que para que entiendas la visita al ginecólogo como un proceso habitual.

Quiero donar óvulos

¿Cuándo debo acudir al ginecólogo?

En circunstancias normales, el inicio de las revisiones ginecológicas debe coincidir con el inicio de las primeras menstruaciones o de una vida sexual activa y, desde ese momento, continuar las revisiones durante toda la vida. No existen edades limites para acudir al ginecólogo "Nunca se es demasiado joven para ir al ginecólogo, ni demasiado mayor". El objetivo de esta primera consulta es una toma de contacto, pasando a realizar controles anuales reglados.

La frecuencia de las revisiones dependerá de cada mujer y de los factores de riesgo que presente su historial clínico y su historial familiar. Lo ideal sería ir al ginecólogo una vez al año, así que si la sanidad pública no te lo proporciona y te lo puedes permitir, no dudes en recurrir a la medicina privada.

No obstante, te recordamos la importancia de atender las señales que manda el propio cuerpo y si observas algún cambio en alguno de los siguientes puntos, acude inmediatamente a tu ginecólogo sin esperar a la siguiente revisión.

Microcalcificaciones Clínica Bau
El flujo vaginal
Nódulos mamarios Clínica Bau
En la menstruación
Distorsiones de la arquitectura mamaria Clínica Bau
Cambio en los genitales
Distorsiones de la arquitectura mamaria Clínica Bau
Bulto en la mama
Background Image

Adolescentes

¿Cuándo y por qué debo ir al ginecólogo?

Controles Ginecológicos Clínica Bau
Trastornos de la pubertad (como el retraso puberal)
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Trastornos menstruales
 
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Trastornos mamarios
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Hiperandrogenismo (acné, hirsutismo)
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Dolor abdominal
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Información anticonceptiva
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)
Controles Ginecológicos Clínica Bau
Embarazo

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué hara en ginecólogo en mi primera visita?

    Lo normal es que en la primera visita tengas una entrevista con el ginecólogo para conocer tu estado y estilo de vida, te creara una historia médica enfocada en la parte ginecológica, y explicarte en que consiste una exploración ginecológica y de que síntomas deberías estar en alerta. No suele ser necesario un examen físico. Sin embargo, un examen puede hacerse en esta visita según tu edad, si has tenido ya relaciones sexuales, o si tienes problemas con la regla, o si tienes dolor o síntomas de infección.

    Estas pruebas pueden incluir lo siguiente:

    • Un examen físico general
    • Un examen pélvico
    • Una citología
    • Un cultivo vaginal
    • Una ecografía pélvica
  • ¿Qué es un examen pélvico?

    Un examen pélvico supone un examen completo de los órganos reproductores para descartar problemas. Se compone de tres partes:

    • Examinar la parte exterior de los genitales, o la vulva.
    • Un examen interior con un espéculo (un dispositivo que ayuda a abrir las paredes de la vagina para poder ver correctamente el cérvix)
    • Un examen manual con guantes para tactar los órganos internos.

    Según el caso, si eres muy joven todavía, tal vez sólo necesitarás una o dos partes. Es una prueba rápida y si estas relajada no notaras dolor.

    Para las jóvenes que nunca han mantenido relaciones empleamos un espéculo especial para que resulte lo menos molesto posible.

  • ¿Qué es una citología?

    La citología es una prueba para detectar células anormales (pre-cancerosos) en el cérvix (o parte inferior de la matriz o útero), y para detectar algunas infecciones. Se realiza en la misma postura que el examen pélvico, y con el espéculo en posición. Se introduce un pequeño cepillo para obtener células, que se mandan al laboratorio para su estudio. Esta prueba tampoco duele.

  • ¿Con las pruebas ginecológicas perderé la virginidad?

    Los exámenes pélvicos NO suponen la pérdida de la virginidad. Las membranas que rodean la apertura de la vagina, o hímen, ya están abiertas para permitir la salida del flujo menstrual cuando empieza la pubertad. El espéculo que se utiliza, es muy fino y no notaras nada.

  • ¿El ginecólogo me examinará las mamas en la primera visita?

    Como hemos comentado, muchas veces en la primera visita no se hace examen físico alguno. Sin embargo, si tienes alguna duda sobre la forma o el desarrollo de tus mamas, se lo puedes comentar al ginecólogo, y te las explorará para comprobar que todo está en orden, y así te quedarás tranquila.

    Es importante que tu ginecólogo localice bultos anormales asociados a condiciones benignas tales como fibroadenomas o la mastopatía fibroquística. El examen mamario también es importante para tranquilizar a las jóvenes en el sentido de que observar pequeñas irregularidades y asimetrías es muy normal durante el desarrollo de las mamas.

  • ¿Si noto algo raro abajo, cuándo me tendría que preocupar?

    Si notas algunos de los siguientes síntomas, debes acudir lo antes posible al ginecólogo:

    • Dolor severo en la zona pélvica.
    • Dolores menstruales severos.
    • Reglas irregulares más de dos años después del inicio de la menstruación.
    • Dolor en la zona vaginal, o hinchazón, picores o flujo anormal.
    • Sangre en la orina.
    • Crees que podrías estar embarazada (por ejemplo si has tenidos relaciones y no te ha venido la regla cuando tocaba).
    • Notas síntomas de un posible enfermedad de transmisión sexual (por ejemplo sientes quemazón o picores, o tienes un flujo vaginal maloliente)
  • ¿Puedo tener infecciones vaginales sin tener relaciones sexuales?

    Una de las infecciones más comunes es la de hongos genitales. Se puede coger por estar con el bañador mojado mucho rato, por llevar braguitas de fibra artificial, o después de tomar antibióticos. No es preciso que haya un contacto sexual. Pide visita para que el ginecólogo verifique de qué se trata, y te puede dar algo para curarlo y aliviar los picores.

    Para ello tal vez te tendrá que revisar la zona afectada, y tal vez hará un cultivo. Es simplemente tomar una pequeña muestra del flujo con un bastoncillo, que se manda al laboratorio para que verifiquen si hay infección, y de qué tipo.

  • ¿Me van a hacer una ecografía?

    La ecografía permite al ginecólogo ver todos los órganos pélvicos internos. Es muy útil para descartar quistes de ovario, malformaciones del útero u otros problemas. Según la edad de la paciente se puede hacer bien con una sonda vaginal (permite una mejor imagen), o bien por la barriga (la paciente debe tener la vejiga llena). Se suele hacer una ecografía en caso de dolor pélvico persistente, si hay sospecha de algún problema, y como control en la primera revisión para "conocer" la anatomía interna de la paciente.

  • ¿Le contara el ginecólogo lo que me pasa o hago a mis padres?

    Si te preocupa la confidencialidad, se debería comentar con el ginecólogo ANTES de contestar a las preguntas que te planteará... Tu médico deberá comentar el tema de la confidencialidad con tus padres también. Aunque el médico desea respetar tu confidencialidad, también puede sentirse obligado a protegerte en caso de detectar conductas de alto riesgo que puedan suponer un peligro serio para tu salud. Puede ser beneficioso comentar esto todos juntos, o el médico puede elegir hablar por separado con cada uno.

Quiero donar óvulos

Motivos de consulta más frecuentes

  • Trastornos menstruales

    Puede ser en forma de sangrado abundante, reglas irregulares, etc., siendo aconsejable llevar un control de las menstruaciones para que conozcamos el tipo de problema que presentan. Se debe consultar si:

    • Habitualmente son menstruaciones regulares, pero se vuelven irregulares.
    • Hay menstruación cada 21 días o menos, o cada 45 días o más.
    • Las menstruaciones duran más de 7 días.
    • Son tan abundantes que necesitan cambio de compresa higiénica o tampón cada 2 o 3 horas.
  • Amenorrea

    La falta de regla es otro de los problemas frecuentes en la adolescencia, debiendo descartar un hipotético embarazo, problemas de peso, alteraciones hormonales, alteraciones del desarrollo puberal, etc., debiendo consultar si:

    • No se ha menstruado a los 15 años.
    • No se ha menstruado pasados 3 años del inicio del crecimiento mamario.
    • No se ha menstruado a los 14 años y aparece acné o aumento de pelo corporal, baja de peso o realiza mucho ejercicio físico.
    • Hay amenorrea de más de tres meses, con reglas regulares anteriormente.
  • Dismenorrea

    El dolor con la regla, es muy frecuente en las adolescentes y normalmente cede con tratamientos analgésicos habituales. Se debe consultar si se presentan menstruaciones dolorosas que interfieren con la actividad habitual.

  • Otros motivos
    • Pubertad retrasada.
    • Patología mamaria: Es frecuente que, hasta que la adolescencia concluya, exista diferencia en el tamaño de las mamas. Las mamas tienen un crecimiento en etapas y hasta que se concluya definitivamente (sobre los 18 años) esta diferencia se considera normal.
    • Infecciones genitales.
    • Hirsutismo (vello en la cara).
    • Información sobre sexualidad y anticoncepción.
    • Revisiones ginecológicas.
Background Image

Campaña de prevención

Cancer cuello de útero

En España, cada año se diagnostica un cáncer de cuello de útero a más de 2.000 mujeres. En Clínica Bau trabajamos para su prevención mediante la vacuna contra el virus del VPH, cuya eficacia se ha demostrado en mujeres de hasta 45 años.

Llámenos al 957 492 049
Background Image

Campaña asesoramiento

Métodos anticonceptivos

Asesoramiento y revisión GRATUITA para menores de 25 años. Sólo tienes que dar ME GUSTA y compartir nuestra página de Facebook. *Campaña válida sólo para nuevos pacientes

Llámenos al 957 492 049

Compartir en Redes Sociales

Solicitar una cita en Clínica Bau 
Llámanos al 957 492 049 o rellena el formulario