Citología

Secreciones normales

La vagina está protegida por un conjunto de microorganismos, cuya función es mantener el nivel de acidez adecuado y evitar la colonización de gérmenes patógenos externos.

La mayoría de las adolescentes notan manchas amarillas o blancas en la ropa interior después de entrar en la pubertad. éste es un líquido normal que ayuda a limpiar y humedecer la vagina. Esto es completamente saludable y normal si la secreción:

Microcalcificaciones Clínica Bau
Es blanca y turbia
Nódulos mamarios Clínica Bau
No tiene olor o tiene un olor ligeramente salado
Distorsiones de la arquitectura mamaria Clínica Bau
Aumenta en cantidad o se vuelve “fibrosa” (como la clara de los huevos) a mediados del ciclo menstrual, cuando estás ovulando

Si tus secreciones normales te molestan, puedes usar una salvaslip en la ropa interior. Para mantener tus secreciones vaginales bajo control, asegúrate de usar ropa interior de algodón (que absorbe la humedad y permite que el aire circule). Dúchate o báñate diariamente y asegúrate de lavarte la parte externa del área vaginal todos los días con un jabón suave, y luego enjuágate y sécate. No uses toallas sanitarias desodorizadas ni desodorantes en aerosol en el área vaginal.

Los cambios en tus secreciones pueden ser una señal de que tienes una infección vaginal y necesitas ginecologo.

¿Qué es una infección vaginal?

Que es un infección vaginal: El término médico para inflamación vaginal es “vaginitis;” este puede ser causado por una infección. Las 3 causas más comunes de las infecciones vaginales son las infecciones por hongos, la vaginosis bacteriana, y la tricomoniasis. También se pueden producir secreciones vaginales si se tiene una infección en el cuello uterino con gonorrea o Chlamydia (ver enfermedades de transmisión sexual o ETS). Hay otras causas de infecciones vaginales que son menos comunes. Cada tipo de vaginitis es causado por un tipo diferente de germen u organismo y, por consiguiente, debe tratarse de manera diferente.


Signos y síntomas de la infección

Si tienes una infección vaginal, puedes tener cualquier a de las cosas siguientes:

Controles Ginecológicos Clínica Bau

Olor vaginal

Controles Ginecológicos Clínica Bau

Picor vaginal

Controles Ginecológicos Clínica Bau

Ardor vaginal

Controles Ginecológicos Clínica Bau

Secreción diferentes de la normal

Controles Ginecológicos Clínica Bau

Dolor o irritación al orinar o tener relaciones sexuales

Sin embargo, algunas mujeres pueden no tener síntomas. Algunas mujeres pueden ni siquiera darse cuenta de estos síntomas si no son demasiado severos. El ginecólogo puede notar signos de una infección vaginal, como secreción u olor, durante un examen ginecológico y mandar a hacer análisis del líquido vaginal para ver si hay una infección. Es importante hacerse revisar con regularidad por un ginecolo/a para que él(ella) pueda detectar cualquier problema de salud que a ti te pase desapercibido.

Background Image

¿Qué debo hacer si aparece infección?

Si tienes cualquiera de los síntomas de una infección vaginal, debes ver a tu ginecólogo de inmediato. Cada tipo de infección vaginal tiene síntomas diferentes. Aunque creas que sabes qué tipo de infección vaginal tienes, ten en cuenta que es fácil confundir los síntomas, ya que a veces los síntomas externos de las infecciones vaginales (los que tú puedes notar) pueden parecerse. A veces se puede tener más de un tipo de infección vaginal al mismo tiempo. Otra razón por la cual es una buena idea ver a tu ginecologo es que es posible que tengas algo más serio, como una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Tu ginecologo  es el único que puede determinar con certeza si tienes una infección vaginal. Debes ser completamente franca con tu ginecologo en cuanto a los síntomas que tienes, como olor, ardor o secreciones vaginales anormales, aun cuando te dé pudor hablar de esto. De esta manera, tu ginecologo podrá diagnosticar correctamente el tipo de infección vaginal que tienes.

ACUDE SIN HORA PARA TU CONSULTA GGINECOLOGICA.
DE LUNES A VIERNES DE 8 A 20.00h

 

Aplicaciones de lavados vaginales

Nunca te apliques una ducha vaginal!
Las duchas vaginales pueden causar infecciones al alterar el equilibro normal de organismos en la vagina. Si ya tienes una infección, las duchas vaginales también pueden hacer que la infección empeore o se extienda hacia arriba al área reproductora, u ocultar los síntomas de una infección vaginal haciendo que sea más difícil de diagnosticar.

Otras cosas que pueden causar una infección vaginal son los tampones aromatizados, los desodorantes en aerosol y los jabones fuertes. Ninguna de estas cosas es necesaria para limpiarse la vagina.

Tu vagina se limpia mejor a si misma cuando no usas ninguna de estas cosas.

Background Image

Prevención de la infección vaginal

La mejor manera de prevenir una infección vaginal es seguir prácticas de buena higiene femenina. Las infecciones vaginales pueden ocurrir más de una vez. Siempre debes seguir las recomendaciones siguientes:

  • Mantén tu área vaginal limpia y seca. Debes lavarte la parte externa de la vagina todos los días con un jabón suave, y luego enjuagarla y secarte bien. No te apliques duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden alterar el equilibrio normal de organismos de la vagina, lo cual puede causar una infección vaginal, empeorar una infección o extender la infección hacia arriba, al área reproductora (el útero o las trompas de Falopio).
  • No uses jabones perfumados, baños de burbujas o espumosos perfumados, tampones aromatizados, talcos vaginales o desodorantes vaginales en aerosol. Éstos pueden irritarte la vagina y causar una infección vaginal. SI tu área vaginal ya está irritada, no debes usar papel higiénico aromatizado, espermicidas o jabones fuertes.
  • No uses ropa ajustada o húmeda, ya que puede atrapar la humedad e irritarte la vagina. Si tienes que usar ropa ajustada, no la uses por períodos prolongados.
  • Usa ropa interior de algodón . Evita el nylon y el lycra. El algodón ayuda a absorber la humedad y permite que el aire circule. Nunca uses medias de nylon (“pantyhose”) sin usar ropa interior de algodón por debajo.
  • Sigue las prácticas más seguras al tener relaciones sexuales. No debes tener relaciones sexuales con una persona que tenga una enfermedad de transmisión sexual. Pase lo que pase, debes usar siempre condones de látex (o poliuretano) para disminuir tus probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • Mantén bajo tu nivel de estrés.
  • Si usas diafragmas, tapones cervicales o aplicadores medicinales, tienes que asegurarte de limpiarlos con agua tibia y jabón y de secarlos bien.

Otras causas de infección

Hay otras causas de infecciones vaginales además de las 3 causas más comunes: infección por hongos, vaginosis bacteriana, y tricomoniasis. Estas causas pueden incluir las enfermedades de transmisión sexual (ETS), un tampón que se ha dejado puesto accidentalmente, un problema congénito (algo que se tiene de nacimiento) de la vagina o el útero (esto es muy raro), o una alergia a o irritación por:

Microcalcificaciones Clínica Bau
Espermicidas
Nódulos mamarios Clínica Bau
Productos de higiene vaginal
Distorsiones de la arquitectura mamaria Clínica Bau
Detergentes
Distorsiones de la arquitectura mamaria Clínica Bau
Suavizante de prendas
Estos productos pueden causar irritación a la vagina. Pero cuando tu ginecologo/a hace pruebas de tus secreciones vaginales, puede determinar si tu infección se debe a una de las 3 causas más comunes o se trata de algo diferente. Si se trata de algo diferente, tu ginecologo/a deberá decidir el tratamiento en base a la causa. Por lo tanto, si notas síntomas de una infección vaginal, debes ver siempre a tu ginecologo/a para asegurarte de que se la diagnostique y trate correctamente.
Citología

Compartir en Redes Sociales

Solicitar una cita en Clínica Bau 
Llámanos al 957 492 049 o rellena el formulario