Visión del útero por ecografía

La ecografía es una técnica que emplea los ultrasonidos de alta frecuencia para obtener imágenes del interior del cuerpo ya que el sonido es reflejado de forma diferente por los distintos tejidos, según su contenido en líquido.

Además, gracias al denominado "efecto Doppler", permite obtener información sobre la velocidad y desplazamientos de la sangre (ya que los tonos en movimiento que se acercan hacia el oyente se hacen más agudos y los que se alejan se hacen más graves).

En el campo de la Ginecología consiste en la visualización del sistema reproductivo femenino (útero, trompas de Falopio y ovarios) mediante el uso de un ecógrafo.

Se trata una prueba no invasiva que no utiliza radiación ionizante (Rayos X), radiofármacos ni medio de contraste.

Cuando la ecografía se realiza para el estudio de los órganos reproductivos femeninos hablamos de ecografía ginecológica.

Cuando la ecografía se realiza para el seguimiento del embarazo hablamos de ecografía obstétrica.

Background Image

Tipos de ecografía

Se puede realizar tanto por vía vaginal como abdominal, pudiendo ser complentarias la una a la otra, sobretodo cuando estudiamos grandes tumoraciones genitales que no se puedan valorar correctamente por vía vaginal; también utilizamos la ecografía abdominal en pacientes que no hayan mantenido relaciones sexuales. Para realizar una ecografía abdominal se aplicará en el abdomen un gel que facilita la conducción de los ultrasonidos; es recomendable beber abundante líquido antes, ya que el tener la vejiga llena de orina facilita la obtención de las imágenes. En la ecografía por vía vaginal, la sonda del ecógrafo se cubre con una funda de látex y se introduce a través de la vagina. Mientras se realiza la ecografía, en la modalidad transvaginal la paciente puede sentir pequeñas molestias debidas a la leve presión ejercida por la sonda del ecógrafo durante su colocación, pero en sí, es una prueba indolora. La duración de la prueba dependerá de los hallazgos encontrados, pudiendo variar de 5 a 15 minutos.

Ecografía

Es recomendable realizarse una ecografía anual dentro del programa de la revisión ginecológica de la mujer.

La ecografía se puede realizar en cualquier momento (incluso con la menstruación), sin necesidad de preparación previa, salvo en la modalidad abdominal como ya ha sido comentado. No obstante, es preferible realizarla en la primera mitad del ciclo cuando se quiere descartar cierto tipo de patologías como quistes ováricos o patología del endometrio.

La ecografía ginecológica aporta información muy valiosa para el Ginecólogo sobre el estado del útero, trompas y ovarios, permitiendo el diagnóstico y seguimiento de procesos fisiológicos como la ovulación; o patológicos como la presencia de infecciones, quistes, tumores, … en el aparato genital interno. También es útil en la punción folicular ovárica o trasferencia embrionaria de ciclos de fertilización in vitro.

Background Image

¿Cómo se realiza el estudio ecográfico?

El estudio ecográfico se realiza en la sala de exploracion del ginecólogo. La paciente deberá desnudar la zona anatómica a estudio; se le facilitará una bata para cubrirse. No es necesario la retirada de joyas o de objetos metálicos ya que no interfieren con las ondas de ultrasonido. En la ecografía abdominal la paciente permanecerá tumbada sobre una camilla durante el estudio. El médico aplicará un gel conductor sobre la zona a estudiar e irá desplazando el ecógrafo sobre él, indicando a la paciente en cada momento la posición que debe adoptar durante el estudio. Una vez finalizado, se limpiará la zona estudiada con una toallita desechable.

En la ecografía vía transvaginal el ecógrafo cubierto con un aislante de látex se introduce a través de la vagina hasta llegar al útero.

La duración del examen dependerá de los hallazgos encontrados durante el mismo, pudiendo variar de 5 a 20 minutos. Preparación para el estudio. El estudio ecográfico no requiere de preparación previa por parte de la paciente salvo la ingesta de líquido hasta conseguir el llenado de la vejiga de la orina para una mejor visualización en la ecografía realizada vía abdominal.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo me preparo para el estudio?

    El estudio ecográfico no requiere de preparación previa por parte de la paciente salvo la ingesta de líquido hasta conseguir el llenado de la vejiga de la orina para una mejor visualización en la ecografía realizada vía abdominal.

  • ¿Tiene algún riesgo?

    La ecografía no tiene ningun riesgo para la paciente, se utilizan ondas ultrasónicas que no tienen ningún riesgo para la salud de la paciente, ni para el feto en caso de estar embarazada.

  • ¿Me dolerá la ecografía?

    La ecografía es indolora. Puede sentirse frío local al aplicar el gel conductor.

  • ¿Por qué es bueno hacerte una ecografía ginecológica?

    La ecografía ginecológica juega un papel fundamental en detección precoz de cualquier tipo de alteración ginecológica, y muy en especial de algunos tipos de cáncer como el de ovario.

    En el cáncer de ovario la detección precoz mejora de forma espectacular la supervivencia a largo plazo de las pacientes, permitiendo, además, la aplicación de tratamientos menos agresivos y mucho más eficaces.

  • ¿El ginecólogo me examinará los mamas en la primera visita?

    Como hemos comentado, muchas veces en la primera visita no se hace examen físico alguno. Sin embargo, si tienes alguna duda sobre la forma o el desarrollo de tus mamas, se lo puedes comentar al ginecólogo, y te las explorará para comprobar que todo está en orden, y así te quedarás tranquila.

    Es importante que tu ginecólogo localice bultos anormales asociados a condiciones benignas tales como fibroadenomas o la mastopatía fibroquística. El examen mamario también es importante para tranquilizar a las jóvenes en el sentido de que observar pequeñas irregularidades y asimetrías es muy normal durante el desarrollo de las mamas.

Quiero donar óvulos
Background Image

Campaña de tratamiento

Síndrome de endometriosis

Esta enfermedad afecta entre el 10-15% de la mujeres en edad fértil, y puede provocar infertilidad. En Clínica Bau ofrecemos tratamientos farmacológicos y de cirugía para prevenir este problema.

Llámenos al 957 492 049

Compartir en Redes Sociales

Solicitar una cita en Clínica Bau 
Llámanos al 957 492 049 o rellena el formulario