Citología

¿Cómo se realiza?

Es una prueba en la cual se extrae sangre materna con el fin de detectar alteraciones cromosómicas fetales.

Se suele realizar a las 12 o 14 semanas de gestación, aunque es posible realizárselo desde la semana 9 de gestación.

No requiere preparación especial, ni anestesia. Se realizara en sala especial de extracciones sanguíneas para asegurar las máximas condiciones de esterilidad y evitar contaminaciones.

Ventajas

  • Es el método más avanzado en pruebas no invasivas que permite la detección precoz de algunas anomalías cromosómicas, ya que puede practicarse a partir de la semana 10 de embarazo.
  • Es una prueba innovadora que permite evaluar el riesgo a presentar las anomalías más frecuentes: síndrome de Down, trisomías 18 y 13 y el síndrome de Turner (monosomía X).
  • A diferencia de otras pruebas de diagnóstico prenatal, este test no conlleva ningún riesgo, ni para la madre ni para el feto.
  • Se trata de una técnica precisa, con unos índices de detección de hasta el 99%, e índices de falsos positivos inferiores al 0,1% para la detección de las trisomías 21 y 18.
Citología

Desventajas

  • El análisis cromosómico tiene una fiabilidad del 95% con un 5 % de falsos positivos, que deben de ser confirmados mediante métodos invasivos como la amniocentesis o vellosidades coroidales.
  • En el caso de resultados positivos de alteración cromosómica, requieren de confirmación mediante métodos invasivos como la amniocentesis o vellosidades coroidales.

Compartir en Redes Sociales

Solicitar una cita en Clínica Bau 
Llámanos al 957 492 049 o rellena el formulario